JORNADA DE MARIDAJE DE VINO Y QUESO

JORNADA DE MARIDAJE DE VINO Y QUESO

El maridaje de vinos y queso puede ser considerado una de las mejores combinaciones gastronómicas.

Es muy posible que hayáis escuchado la frase: “que no te la den con queso”.

Tiene su origen en una artimaña o picaresca que antes era muy común. Antiguamente los bodegueros cuando querían “engañar” a sus posibles compradores les daban queso para acompañar sus vinos con el fin de disimular los posibles defectos del mismo, puesto que un queso de fuerte sabor nos enmascara el vino que deguste

Para disfrutar del maridaje de vino y queso hay que tener en cuenta los siguientes factores: el sabor del queso debe ser menor o igual al del vino, tener en cuenta el tipo de leche y el tipo de elaboración y su maduración.

También debemos tener claro que en lo que respecta al maridaje no existen normas rígidas. Los gustos personales, los distintos productores del queso y los del vino e incluso la época del año, entre otros muchos factores, hacen que intentar establecer una regla matemática esté expuesto al fracaso. Lo que si existen, evidentemente, son guías generales con gran aceptación y que sirven para iniciarnos en el descubrimiento de nuestro verdadero maridaje perfecto.

Casi siempre hablamos de vino, pero hay otras bebidas con las que podemos maridar el queso, la Cerveza, que casa de manera especial ya que son dos elaboraciones fermentadas.

El pasado 26 de marzo ESCUELA HOSTELERÍA SALAMANCA organizo una jornada de cata y maridaje entre vino y queso junto a  Quesería “La Antigua” de Fuentesaúco.

Para ello la Escuela realizó una jornada dinámica de maridaje de 8 vinos con 8 quesos. Los vinos fueron elegidos y comentados por el profesor Miguel Ángel González, docente de Sala y Restauración de la Escuela y los quesos fueron comentados por Julián García Prieto, comercial de “La Antigua”.

EN ESTA JORNADA DINÁMICA…

  • En primer lugar los alumnos tuvieron que emparejar un tipo de queso con un vino, según su propio criterio con la intención de realzar el placer de comerlos.
  • Una vez realizada la primera cata, entre todos se puso en común el resultado según los gustos personales.
  • A continuación, Miguel Ángel plasmo el resultado final y se hizo una segunda cata para comprobar que el queso y el vino formaban la pareja perfecta.

Desde ESCUELA HOSTELERÍA SALAMANCA, queremos daros la mejor clave para poder maridar vuestros quesos favoritos con vino:

¡EXPERIMENTA, DÉJATE LLEVAR Y NO TENGAS REPARO EN PROBAR!

No olvides suscribirte a nuestro blog y seguirnos en FacebookTwitter o Instagram para no perderte nuestra novedades.